Las placas de policarbonato son un material ideal para la construcción. Son ligeras, duraderas, estéticas y fácil de instalar. Sin embargo, la desventaja de policarbonato es su sensibilidad a la radiación ultravioleta de la luz solar.

Una de las propiedades del polímero es su capacidad de absorber la radiación ultravioleta. Sin embargo, bajo su influencia, el policarbonato se degrada y es rápidamente destruido, lo que provoca amarillamiento, rubor y reducción de la resistencia del material. El tiempo,  la experiencia en la producción y los estudio de productos, han hecho que la tecnología de la proteccion UV de las placas de policarbonato cambie. En los inicios, para proteger al policarbonato de la radiación solar se aplicó una laca, esta laca protectora tenia desventajas, como el  agrietamiento, rubor y la distribución desigual sobre la superficie de la placa. Más tarde, se desarrolló la aplicación del revestimiento protector especial por coextrusión.

La capa coextruida de protección UV, que es una parte integral de la placa, es un policarbonato enriquecido con un aditivo activo especial. Cuanto mayor es la concentración del aditivo, más eficaz y más delgada puede ser capa de coextrusión.

Por lo tanto, la pregunta sobre el espesor de la capa de coextrusión de protección UV, sin hacer referencia a la concentración de aditivo activo en policarbonato, no es correcto. Esta capa puede ser de 100 micras, pero la cantidad (concentración) de la sustancia activa es tan pequeño que la placa no queda bien protegida.

En la capa coextruida de control UV  durante la producción se añade un aditivo óptico que puede ser visto bajo una lámpara ultravioleta, de los dispositivos de prueba del laboratorio.La presencia de aditivo óptico no significa existencia de aditivo activo, que protege contra policarbonato UV, y por otra parte, no dicen nada sobre su concentración. Se sabe que algunos fabricantes de productos de baja calidad, a fin de reducir los costos de producción, produce placas con capa de coextrusión que contiene sólo un aditivo óptico. Por lo tanto,  las placas no están protegidos de la exposición a UV y en consecuencia, de la destrucción. Así que la hora de comprar hay que ser extremadamente cuidadoso.

Otros fabricantes afirman que su policarbonato tiene un UV en la materia prima. Todos los fabricantes de materia prima incorporan en ella un pequeño porcentaje de granulos UV que sirven como estabilizante para mantener la materia prima durante el transporte y almacenamiento. La concentración de este aditivo UV usado como estabilizante es muy pequeña y de ninguna manera es suficiente para proporcionar la protección necesaria al producto terminado. Es decir, si el fabricante afirma que su materia prima contiene aditivo UV y por eso su placa esta protegida, debe saber que, esa placa no está en absoluto protegida contra los rayos UV.  Con el fin de lograr la protección necesaria, la concentración del aditivo UV en la materia prima debe ser tan alto que el costo de una placa de este tipo sería exorbitante. Hoy en día no hay mejor manera de proteger placas de policarbonato para  garantizar su vida útil que la capa coextruida de protección UV. La garantía proporcionada por Plazit-Polygal es una indicación de que el material producido no perderá sus propiedades físicas, mecánicas y ópticas  durante el período garantizado.

Resumiendo todo lo anterior, podemos decir que en la elección de policarbonato es insuficiente conocer solamente el espesor de la capa de protección UV, porque el comprador no tiene ninguna oportunidad de verificar la eficacia de la protección del producto. En este caso, se debe confiar en la garantía del fabricante.

Es importante recordar que el lado de la placa protegida de la radiación ultravioleta se refiere como “externa”. Se debe tener cuidado en el cumplimiento de las recomendaciones del fabricante para la instalación de placas. De lo contrario, el reclamo no será aceptado por el fabricante.

Recent Posts