La contaminación acústica ha aumentado en los últimos años y el silencio se ha convertido en un bien escaso en nuestras vidas. Los niveles altos de ruido y los tiempos de exposición prolongados producen efectos nocivos para la salud y el bienestar. El desarrollo industrial, económico y cultural, la expansión urbanística, el aumento desenfrenado del parque automovilístico, entre otros, han contribuido a transformar una amplia gama de sonidos en contaminación acústica. El ruido se ha convertido así, en una de las mayores fuentes de malestar de la vida actual.

Las barreras acústicas de nuestra Línea Plazgal constituyen una excelente solución vial a la contaminación acústica que afecta a la población más cercana a avenidas de alto tráfico, carreteras y autopistas. Fabricadas en Acrílico Extruido, Acrílico Cast y Policarbonato, en diferentes colores y dimensiones, están homologadas acorde a las regulaciones europeas. Además de reducir los niveles de ruido, las barreras tienen una gran resistencia al impacto, son livianas y fáciles de instalar. La transmisión de luz, otorga gran visibilidad, que permite una conducción más segura y reduce el impacto estético ambiental. Las dos capas de protección UV del policarbonato, otorga protección y durabilidad del material expuesto a los rayos solares, garantizando 10 años de vida útil.

Recent Posts