Las láminas de policarbonato reflectivas desarrolladas por Plazit Polygal son uno de los logros más avanzados en este campo. Estos recubrimientos se fabrican mediante un método de coextrusión, es decir, que es parte integral una lámina de policarbonato y conserva sus propiedades durante toda su vida útil.

Además, hace posible el control de volumen de luz que penetra en un espacio cerrado, absorbiendo y reflejando parte de la radiación solar. Efectos ópticos que aparecen en la superficie de las láminas las transforman en un material útil para la decoración de interiores o diversos proyectos arquitectónicos.

Características y ventajas 

Bajo peso

Transmisión de la luz controlada

Protección UV

Flexibles y fáciles de instalar